Menú

Inicio - BuenosConsejosParaPadres.com

In English
El contenido comienza aquí

Los niños y la salud mental: ansiedad, estrés, depresión y más

Por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com
Lectura de 9 minutos

Si le preocupa que su hijo pueda estar batallando con una condición de salud mental, no está solo. Según la Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales (NAMI, por sus siglas en inglés), 1 de cada 6 niños entre los 6 y 17 años de edad experimenta un trastorno de salud mental todos los años.

Es muy doloroso ver a su hijo luchar con cualquier tipo de enfermedad, pero el estigma que acompaña a los trastornos de salud mental en los niños puede hacer que los padres potencialmente no se den cuenta de las señales de alerta tempranas y retrasen el buscar la ayuda que su hijo(a) necesita.

La Clínica Mayo define enfermedad mental, o trastorno de salud mental, como "patrones o cambios en el pensamiento, sentimientos o comportamiento que causan aflicción o interfieren con la capacidad de una persona para funcionar".

Los trastornos de salud mental en los niños pueden presentarse como retrasos o interrupciones en el desarrollo, pensamiento y comportamiento normal adecuado para la edad. Por ejemplo, un niño que experimenta problemas de salud mental podría comenzar a orinarse en la cama, sentir ansiedad en situaciones normales, sentir ansiedad social o experimentar ataques de pánico por cosas que antes no le molestaban, tales como acostarse a dormir o ir a la escuela. Podría empezar a meterse en problemas en la escuela o no entregar sus tareas. Estos ejemplos no necesariamente son señales de una enfermedad mental. Sin embargo, es importante tomar nota si forman parte de un nuevo patrón de conducta. Si nota que su hijo no puede funcionar bien o que sus sentimientos o comportamiento están interfiriendo con su vida significativamente, entonces es buena idea hablar con el pediatra de su hijo sobre lo que está observando. Preocuparse por la salud mental de su hijo no es razón para avergonzarse. Muchas veces el miedo y la vergüenza evitan que las personas busquen la ayuda que necesitan.  No postergue el hablar con el médico de su hijo si tiene alguna inquietud. Es importante tratar temprano los trastornos de salud mental en los niños, antes de que se afirmen los patrones negativos de conducta y sean más difíciles de tratar.

Los trastornos de salud mental en los niños son más comunes de lo que usted cree. Según los datos de NAMI:

  • El 50% de todas las enfermedades mentales que duran de por vida comienza a los 14 años de edad y el 75% a los 24 años de edad.
  • El 25% de los adultos y alrededor del 13% de los niños en Estados Unidos reciben un diagnóstico de trastorno mental cada año.

¿Qué causa los trastornos de salud mental en los niños?

Entender la causa de la enfermedad mental en los niños puede ayudar a eliminar parte del sentimiento de culpa o miedo que podría evitar que los padres tomen acción. Muchos padres se preocupan pensando que ellos tienen la culpa de los trastornos de salud mental en los niños. Se sienten responsables por la manera en que sus hijos se están comportando o actuando. Es importante entender que una enfermedad mental puede ocurrir por muchas razones distintas.

Los padres deben entender que los problemas de salud mental ocurren por muchas razones.

Los factores y circunstancias que pueden contribuir a una enfermedad mental incluyen:

  • Genética, ambiente y estilo de vida
  • Estrés en el hogar o eventos traumáticos en la vida, tales como una muerte en la familia, divorcio, abuso o enfermedad
  • Química y fisiología del cerebro

Las causas de una enfermedad mental son demasiado complejas como para atribuirlas a un solo factor en la vida de un niño. Los trastornos de salud mental en los niños pueden ocurrir tanto por la genética como por el ambiente o las circunstancias del niño. Es poco probable que una condición de salud mental simplemente se transmita de padres a hijos.

Conozca las señales de alerta

Es importante poder distinguir entre los altos y bajos normales de la niñez y las señales de una enfermedad mental. Esto puede ser difícil porque los cambios son una parte integral del crecimiento. Su hijo siempre está creciendo y cambiando, lo cual puede hacer que se comporte de manera diferente. El aumento en la producción de hormonas durante la adolescencia puede tener un gran impacto en las emociones y en los comportamientos de los adolescentes y preadolescentes. Este cambio constante puede hacer difícil reconocer la diferencia entre el comportamiento normal y el comportamiento que pudiera indicar la existencia de un trastorno de salud mental en el niño.

A continuación se incluye una lista de las señales de alerta que debe vigilar. Estas señales no necesariamente significan que su hijo tiene una condición de salud mental. Algunos de estos comportamientos pueden ser respuestas normales a situaciones estresantes, tales como cambiar de escuela o la llegada de un hermanito. Todos podemos experimentar ansiedad, pero cuando los síntomas de su hijo son constantes y parecen tener un impacto negativo en su vida diaria, entonces sí pudieran ser indicativos de que existe un trastorno de ansiedad. Usted conoce a su hijo mejor que nadie así que confíe en sus instintos y conozca las señales.

Algunas de las señales de alerta comunes de los trastornos de salud mental en los niños incluyen:

  • Experimentar sentimientos de ansiedad
  • Presentar síntomas de un ataque de pánico. Sufrir un ataque de pánico en forma abrupta. Experimentar temor o incomodidad intensa que acelera el corazón. Los ataques de pánico también pueden causar dificultad para respirar o temblores
  • Regresar a los comportamientos de un niño más pequeño, como orinarse en la cama
  • Tristeza persistente o frecuente que dura dos semanas o más
  • Pérdida de peso y cambios en los patrones alimenticios; por ejemplo, no comer, usar laxantes o vomitar
  • Dificultad para dormir o dormir demasiado (más allá del cansancio extremo de los adolescentes)
Los problemas para dormir pueden ser una señal de una enfermedad mental.
  • Evitar ir o faltar a la escuela, o al trabajo
  • Señales de ansiedad social. La ansiedad social es un temor constante de que otros lo están vigilando o juzgando. Esto puede incluir retraerse o evitar interacciones sociales debido a la ansiedad social
  • Explosiones o irritabilidad extrema
  • Cambios drásticos de ánimo, comportamiento o personalidad
  • Comportamiento destructivo, fuera de control
  • Dolores de cabeza o estomacales frecuentes
  • Dificultad para concentrarse
  • Deterioro drástico del rendimiento escolar
  • Peleas con familiares y amigos
  • Abuso de drogas o alcohol
  • Desesperanza, pérdida de interés en pasatiempos o actividades favoritas
  • Oír voces
  • Aislarse o mostrarse distante
  • Herirse a sí mismo o querer herir a otros
  • Hablar sobre muerte o suicidio

Si nota un patrón de conducta que no es normal en su hijo y está exhibiendo algunos de estos comportamientos, hable con el pediatra de su hijo sobre sus inquietudes.

Hable con su hijo si observa cualquier señal de alerta de salud mental.

Todos los niños pueden exhibir alguna señal de problemas de salud mental cuando están en situaciones estresantes. Esto no necesariamente significa que hay un trastorno de salud mental que requiera atención médica. Tenga presente que un niño quizás solo necesite su atención y apoyo adicional al enfrentar tiempos difíciles, como:

  • La muerte de un ser querido
  • El divorcio o la separación de sus padres
  • Cualquier transición importante, tal como una casa nueva, una escuela nueva o la llegada de un hermanito
  • Experiencias traumáticas en la vida, como vivir durante una pandemia
  • Acoso o dificultades en la escuela
Es Bueno Saber Que

Si su hijo está oyendo voces, mutilándose él mismo o a otros, no está comiendo, está abusando de las drogas o el alcohol o está teniendo pensamientos suicidas, llame a su proveedor de atención médica de inmediato. También puede llamar a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-TALK (8255).

Trastornos de salud mental comunes en los niños

Trastornos del estado de ánimo

Los trastornos del estado de ánimo incluyen sentimientos persistentes de tristeza o periodos de sentir una alegría excesiva. A veces el ánimo puede fluctuar de un extremo a otro. Los trastornos comunes del estado de ánimo incluyen la depresión y el trastorno bipolar.

Trastornos de ansiedad:

Los trastornos de ansiedad incluyen ataques de pánico, fobias, trastorno obsesivo compulsivo (OCD, por sus siglas en inglés) y trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés).

Trastornos alimentarios

Los trastornos alimentarios incluyen emociones, actitudes y comportamientos extremos sobre la comida, el peso y la autoimagen. La anorexia ocurre cuando la persona no come lo suficiente y adelgaza mucho. La bulimia ocurre cuando la persona come demasiado y luego elimina esa comida, como por medio del vómito provocado. Las personas con bulimia pueden tener un peso normal.

Trastornos de personalidad

Las personas con trastornos de personalidad tienen rasgos de personalidad extremos e inflexibles. Pueden tener problemas para percibir y relacionarse en ciertas situaciones y con los demás. Dos trastornos comunes son el trastorno de personalidad antisocial y el trastorno de personalidad fronteriza.

Trastornos de uso de sustancias

Un trastorno de uso de sustancias es el uso repetido de alcohol o drogas. Los trastornos de uso de sustancias dificultan que la persona cumpla con sus obligaciones familiares, laborales o escolares. Algunas personas que tienen un trastorno de salud mental también tienen un trastorno de uso de sustancias.El abuso del alcohol o las drogas son tipos de trastornos mentales comunes.

Trastornos psicóticos

Los trastornos psicóticos ocurren cuando alguien pierde contacto con la realidad y experimenta alucinaciones o delirios. Por ejemplo, la esquizofrenia es un trastorno que se puede caracterizar por alucinaciones o pensamientos delirantes.

Ideas y comportamientos suicidas

El comportamiento suicida incluye pensamientos de querer morir o intentar quitarse la vida. Las personas con ideas suicidas muchas veces experimentan sentimientos de tristeza y desesperanza extrema.

Consejo

Si desea obtener más información sobre los trastornos de salud mental, NAMI es un recurso excelente.

Cómo obtener ayuda

Si le preocupa el estado de salud mental de su hijo, es importante que busque ayuda. Estas son algunas medidas que puede tomar para ayudar a su hijo:

  • Hable con el pediatra de su hijo sobre los comportamientos que le preocupen.
  • Pregúnteles a los maestros, amigos cercanos, familiares y otras personas que cuiden a su hijo si han notado algo fuera de lo común. Comparta esta información con el médico de su hijo.
  • Si su pediatra recomienda una evaluación más extensa, probablemente tenga que hacer una cita con un especialista, tal como un psiquiatra, psicólogo, trabajadora social clínica, enfermera psiquiátrica u otro profesional de salud mental.
  • De ser necesario, su proveedor de salud le dará un plan de tratamiento que podría incluir psicoterapia y/o medicamentos.

Para realizar un diagnóstico, el especialista de su hijo lo evaluará físicamente y hará varias pruebas y entrevistas para entender cómo la condición de su hijo afecta su vida diaria.

La evaluación podría incluir:

  • Un examen médico completo
  • Historia médica
  • Historia de cualquier trauma físico o emocional
  • Historia familiar de salud física y mental
  • Revisión con los padres de los síntomas y preocupaciones generales
  • Una cronología del progreso del desarrollo del niño
  • Historia académica
  • Una entrevista con los padres
  • Observación y conversaciones con el niño
  • Pruebas o cuestionarios estandarizados para el niño y los padres

Es más difícil diagnosticar trastornos de salud mental en los niños que en los adultos. Los niños pequeños quizás no tengan las destrezas del lenguaje adecuadas para expresar correctamente sus sentimientos, lo cual hace más difícil entrevistarlos. Obtener el diagnóstico correcto podría ser un proceso. Tenga paciencia y continúe comunicándose con su proveedor hasta que sienta que su hijo está recibiendo la ayuda que necesita.La psicoterapia es un tipo de tratamiento de salud mental.

Opciones de tratamiento

La psicoterapia y los medicamentos son tratamientos típicos para los niños con diagnóstico de un trastorno mental. Un especialista podría recomendar un tratamiento que incluya tanto psicoterapia como medicamentos, solo medicamentos o solo psicoterapia.

Psicoterapia

En la psicoterapia, un niño habla sobre sus problemas de salud mental con un psicólogo o con otro profesional de salud mental. Para los niños pequeños, la psicoterapia podría incluir participar en juegos que le permitan al niño hablar sobre sus sentimientos y trabajar en ellos. La psicoterapia les enseña a los niños y adolescentes cómo hablar sobre sus pensamientos y sentimientos, así como a responder y lidiar con ellos de manera saludable.

Medicamentos

Algunas condiciones de salud mental pueden responder a medicamentos, tales como estimulantes, antidepresivos, medicamentos contra la ansiedad, antipsicóticos o estabilizadores del estado de ánimo. Su especialista puede explicarle los beneficios y efectos secundarios de los medicamentos.

Hable con su hijo sobre su salud mental

Consejos para hablar con su hijo sobre problemas de salud mental:

  • Espere el momento correcto. Escoja un momento en el que su hijo esté calmado y cómodo.
  • Mantenga la conversación en términos simples. No use palabras difíciles ni explicaciones complicadas.
  • Sea sincero sobre su propia experiencia. Comparta las dificultades que usted tuvo durante su niñez o adolescencia.
  • Dígale que no está solo. Todos tenemos ansiedades y es necesario aprender estrategias para manejarlas.
  • Mantenga la mente abierta y escuche atentamente. Permita que su hijo hable abiertamente y con sinceridad. No juzgue ni critique, sino trate de entender su punto de vista.
  • Esté atento a los sentimientos y reacciones de su hijo. Termine la conversación si su hijo se molesta.

Estas son algunas preguntas que podrían ayudarle a iniciar la conversación:

  • ¿Me puedes contar un poco más sobre lo que está pasando?
  • ¿Cómo te sientes?
  • ¿Te has sentido así antes?
  • ¿Cómo puedo ayudarte a sentirte mejor? Estoy aquí para escucharte y ayudarte.
  • ¿Estás teniendo pensamientos sobre hacerte daño a ti mismo o a otros?La consejería familiar y los grupos de apoyo pueden ayudar a toda la familia.

Sea usted quien abogue por la salud mental de su hijo

Si se le diagnostica un trastorno de salud mental a su hijo, es importante aprender sobre los detalles de esa condición. Mientras más conozca sobre lo que está experimentando su hijo, mejor podrá brindarle apoyo.

Estas son otras maneras de apoyar a su hijo:

  • Pruebe consejería familiar.
  • Pídale consejos al profesional de salud mental de su hijo sobre cómo responder al comportamiento difícil.
  • Inscríbase en programas para padres de niños con enfermedades mentales.
  • Practique técnicas para controlar el estrés para ayudarle a responder de manera calmada.
  • Busque maneras de relajarse, aliviar la ansiedad y divertirse con su hijo.
  • Enfóquese en lo que su hijo esté haciendo bien y dele reconocimiento por ello.
  • Comuníquese con los maestros y otras personas importantes en la vida de su hijo para asegurarse de que esté recibiendo apoyo.
  • Busque un grupo de apoyo.

Ver cómo su hijo lucha con problemas de salud mental puede causar miedo, tristeza y hacerle sentir abrumado. Recuerde que no tiene que manejar estos desafíos solo.

Recursos

Busque ayuda inmediata si cree que su hijo está en peligro de hacerse daño, a él o ella misma o a otros. Puede llamar a una línea de asistencia en crisis o a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-TALK (8255).

Busque servicios comunitarios de salud mental en su área llamando a la Línea de Ayuda de Recomendación de Tratamiento de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA, por sus siglas en inglés) al 1-877-SAMHSA7 (1-877-726-4727). Habrá alguien disponible para atender su llamada de lunes a viernes de 7 a.m. a 7 p.m. hora del centro.

¿Tiene alguna pregunta sobre salud mental?

Comuníquese con el equipo de BuenosConsejosParaPadres.com.

BuenosConsejosParaPadres.com

Este artículo fue escrito por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com.

Artículos relacionados

La crianza es el mejor trabajo y el más difícil. Obtenga consejos para ayudarle a manejarlo todo.
Padres

Estrés en la crianza y el autocuidado

La crianza es el mejor trabajo y el más difícil. Obtenga consejos para ayudarle a manejarlo todo.

Los cambios causan estrés, incluso en las buenas épocas, pero la interrupción de las rutinas puede hacer la vida mucho más difícil.
Padres

Cómo lidiar con el COVID-19

Los cambios causan estrés, incluso en las buenas épocas, pero la interrupción de las rutinas puede hacer la vida mucho más difícil.

Encontrar paz y establecer conexiones familiares es ahora más importante que nunca.
Padres

Balance entre la familia, el trabajo y la vida diaria durante COVID-19

Encontrar paz y establecer conexiones familiares es ahora más importante que nunca.

Obtenga ayuda de los programas locales

Estos programas ofrecen servicios para que los padres y niños fortalezcan a la familia. (Los resultados se muestran en inglés.)