Menú

Inicio - BuenosConsejosParaPadres.com

In English
El contenido comienza aquí

Cómo ayudar a su hijo con ansiedad

Por Onyi Azih
Tiempo de lectura: 7 minutos

Mi esposo y yo hemos estado casados durante siete años y juntos hemos criado a dos hijos brillantes: uno de cinco años de edad y el otro de tres años. Son un buen motivo para enfocarme no solamente en mi salud física, sino también en mi salud mental. Con el pasar de los años, he tratado de compartir abiertamente mi vida diaria como madre y mis experiencias con la salud mental. Lo hago con la esperanza de convertirme en fuente de inspiración para quienes libren las mismas batallas que yo he librado.

Crecer como hija de inmigrantes nigerianos tuvo un gran impacto en mi vida. Mis experiencias fueron positivas, ya que a menudo sirven como recordatorio de lo importante que es esforzarse para alcanzar el éxito. Sin embargo, hay ciertas partes de este empeño por triunfar que despertaron en mí sentimientos abrumadores de estrés y ansiedad crónica.

Ser la mayor de cinco hermanos significó que había mucha expectativa puesta en mí, incluso en mi comportamiento y mis logros académicos. Desde que era una niña mis padres hablaban de nuestra educación y orientaban nuestros planes para el futuro. Hablábamos bastante, pero un tema que no salía a relucir era el de la ansiedad. Por ser una niña que optó por lidiar calladamente con la ansiedad, eso es algo que nunca aprendí a manejar. Cargué con esa ansiedad hasta ser adulta.

Con el pasar de los años y al convertirme en madre, seguí batallando con una ansiedad cada vez mayor. Me di cuenta de que no solo me afectaba a mí, sino a toda mi familia. Mis preguntas y preocupaciones constantes estaban afectando a mis hijos. Fue cuando me percaté de que tenía que hacer un cambio. Tardé varios años en cambiar la forma en que cuidaba de mí y de mi salud mental, pero quería mejorar por mi propio bien y para servir de ejemplo a mi joven familia. Además, quería aprender la forma de reconocer y ayudar a mis hijos a lidiar con su propia ansiedad. Hoy día soy médico asociado en psiquiatría y converso a menudo acerca de la salud mental en el ámbito profesional y también como madre.

Hubo un momento en que la ansiedad comenzó realmente a interferir en mi vida. En aquel entonces, había lanzado mi primer blog y recorría el país por mis estudios en el programa de médico asociado. Estaba experimentando ansiedad crónica debido a la creciente presión de la escuela. No ayudó el hecho de que estuviera tan lejos de mis amigos y familiares, quienes habían sido mi red de apoyo durante tantos años.
La autora de este artículo, Onyi Azih, junto con su esposo e hijos.

Mi ansiedad y búsqueda de ayuda

Hubo un momento en que la ansiedad comenzó realmente a interferir en mi vida. En aquel entonces, había lanzado mi primer blog y recorría el país por mis estudios en el programa de médico asociado. Estaba experimentando ansiedad crónica debido a la creciente presión de la escuela. No ayudó el hecho de que estuviera tan lejos de mis amigos y familiares, quienes habían sido mi red de apoyo durante tantos años.

También estaba lidiando con la ansiedad posparto y estaba en busca de una comunidad que me apoyara para confrontar mis sentimientos de culpabilidad materna. Pasaba incontables horas buscando sitios web y foros para madres primerizas relacionados con mi experiencia. Pasaba más tiempo blogueando y llegué a la conclusión de que, aun cuando era terapéutico para mí, no abordaba directamente mi ansiedad. No fue sino hasta años después, cuando comencé a consultar con un terapeuta, que conocí la raíz de mis batallas con la salud mental y tomé medidas para abordarla. Procurar la terapia ha sido una de las mejores decisiones que he tomado, y recomiendo lo mismo a quienes deseen mejorar su estado de salud mental.

Aparte tiempo para usted

Obtener ayuda profesional fue determinante para tratar mi ansiedad, aunque hay otros aspectos más sencillos que aprendí que también podrían ayudar:

  • Adoptar un pasatiempo como leer o practicar yoga, o hacer algo tan simple como tomarse un baño relajante.
  • Crear una agenda que funcione para uno y adherirse a ella con la ayuda de un calendario u otros recordatorios electrónicos.
  • Llevar una dieta saludable.
  • Dormir lo suficiente y regularmente.
  • ¡Moverse! El ejercicio puede desempeñar un papel primordial para reducir el estrés.
  • No dudar en ventilar sus preocupaciones. Hable con un amigo, su pareja o con un consejero o terapeuta.
  • Integrarse a comunidades en línea para conocer y aprender de padres que podrían estar en una situación parecida a la de usted.
  • Recordar siempre que no está solo.

Ser madre y proveedora de salud mental

En mi capacidad de proveedora de cuidado psiquiátrico, he tratado a pacientes adultos con una variedad de trastornos mentales comunes. Muchas de las afecciones que se diagnostican a mis pacientes también pueden presentarse en niños. A menudo son trastornos emocionales de salud mental que comenzaron en su infancia.

Como madre, acompaño el desarrollo de salud mental de mis hijos con una variedad de técnicas. He aprovechado mi experiencia personal con la ansiedad, junto con mi experiencia como médico asociado, para asegurarme de que nuestros hijos obtengan el respaldo y los recursos que necesitan para su bienestar, especialmente su salud mental. Quiero que mis hijos entiendan sus sentimientos y aprendan cómo lidiar con sus temores y desafíos.

Aparte tiempo para usted.

Trastornos frecuentes de salud mental en los niños

Quizás se pregunte cuáles trastornos de salud mental en la infancia debe conocer y cuáles podrían ser sus consecuencias en el desarrollo de un niño. Los trastornos de salud mental en los niños consisten en cambios que se producen en la manera de comportarse, aprender y procesar las emociones. Estos pueden causar angustia y desafíos para enfrentar su día. Hay otras afecciones que pueden presentar diferencias en la manera en que los niños aprenden y piensan, tales como autismo, así como trastornos del lenguaje y aprendizaje. Entre los trastornos frecuentes de salud mental en los niños se encuentran:

Ansiedad

Trastorno del sistema nervioso que se caracteriza por intranquilidad y aprehensión en extremo, típicamente con comportamiento compulsivo o ataques de pánico.

Depresión

Alteración en el estado de ánimo que causa una sensación persistente de tristeza y apatía; puede interferir en la vida diaria.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (ADHD)

Trastorno que afecta las partes del cerebro que nos permiten planificar, enfocarnos y ejecutar tareas.

Trastorno de estrés postraumático (PTSD)

Trastorno de salud mental que se manifiesta en algunas personas después de experimentar o presenciar un hecho traumático.

Trastorno obsesivo compulsivo (OCD)

Trastorno que se caracteriza por pensamientos, ideas o sensaciones recurrentes e indeseables (obsesiones) que mueven a las personas a hacer algo repetidamente (compulsiones).

Síndrome de Tourette

Trastorno que se caracteriza por tics y vocalizaciones de manera involuntaria y proferir con frecuencia obscenidades de forma compulsiva.

Obtenga ayuda

¿Necesita ayuda para padres ahora?

Llame a la Línea de Ayuda para Padres para recibir apoyo 24/7 833-680-0611.

Causas de la ansiedad en los niños

Los factores que disparan el estrés varían de una persona a otra. No obstante, hay algunos factores comunes que generan ansiedad en los niños. Entre estos se encuentran:

  • Hechos traumáticos que dan lugar a una sensación de pérdida de control.
  • Padres exigentes.
  • Entornos de mucha tensión y horarios abrumadores.
  • Entornos de sobreprotección o demasiado control.
  • Ansiedad que los hijos adoptan de los padres.
  • Genética y su influencia en la vulnerabilidad del niño a la ansiedad.
Morderse las uñas y presentar dificultad para concentrarse son señales de ansiedad en los niños.

Ansiedad vivencial o situacional

Con el inicio del año escolar, hay muchos motivos diferentes para que los niños y sus padres experimenten una ola de emociones. En el caso de los niños pequeños, como mis hijos, la escuela puede ser una nueva experiencia que desencadena algunos temores. Seamos conscientes de la forma en que hablamos acerca de las nuevas experiencias con nuestros hijos, ya que es probable que ellos capten nuestra ansiedad o sentimiento. El nuevo año escolar también se traduce en un entorno ajeno, una nueva rutina y muchas caras desconocidas para nuestros hijos. Estas circunstancias pueden ser abrumadoras para un adulto; así que imagínese el impacto que esto podría tener en un niño. Mi esposo y yo alentamos a nuestros hijos a que enfrenten sus temores al inicio de cada jornada escolar, a la vez que les recordamos que tienen nuestro apoyo, si lo llegaran a necesitar.

Señales de alerta de la ansiedad en niños

Entre las señales de ansiedad en los niños se encuentran:

  • Ansiedad social: temor a los entornos sociales.
  • Miedo o preocupación extrema.
  • Ira e irritabilidad.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Nerviosismo, como morderse las uñas.
  • Dolor de estómago.
  • Cansancio.
  • Dolor de cabeza.
Exponer a su hijo a algunos factores estresantes sirve para que aprenda a calmarse.
Es bueno saber que

Es normal sentir algo de ansiedad. Cuando se transforma en algo crónico, excesivo e interfiere en las actividades del día a día, es importante tomarlo como una señal de que hay que buscar ayuda.

Consejos prácticos para que los padres apoyen a sus hijos

Haga preguntas abiertas.

Cuando se trata de ayudar a mis hijos a lidiar con la ansiedad, trato de enseñarles pasos que pueden tomar para abordarla. Una forma en que lo logro es evitando las preguntas capciosas y usando preguntas abiertas. Por ejemplo, en vez de preguntar “¿Te sientes ansioso por ir a la escuela?”, diría “¿Cómo te sientes con respecto a ir a la escuela?”

Ayúdelos a comprender sus sentimientos y a hablar acerca de estos.

Algunos niños se comportan mal y tal vez necesiten ayuda para expresar sus sentimientos. Anímelos a usar vías más saludables para ventilar sus emociones, como:

  1. Usar palabras sencillas para explicar sentimientos de una manera que el niño entienda, por ejemplo palabras como alegre, triste, enfadado.
  2. Hallar el momento oportuno para orientarlo sobre cómo resolver sus emociones. Indique y acompáñelo paso a paso durante el proceso.
  3. Apoyarlo con recordatorios acerca de lo que puede hacer si no puede expresar con palabras sus sentimientos, como hacer unas cuantas respiraciones profundas o apartarse un momento para estar consigo mismo.
  4. Emplear libros y personajes para ilustrar los sentimientos.

Otras formas en que puede apoyar a su hijo:

  • Validar sus emociones.
  • Asegurarle que otros tienen ansiedad en ocasiones y que sus sentimientos no son extraños ni fuera de lo normal. Se trata de un sentimiento común y corriente, y otros pueden sentirse de la misma manera.
  • Enseñarle destrezas para resolver y confrontar los problemas, tales como técnicas de respiración o un plan sobre lo que debería hacer si experimenta ansiedad u otras emociones negativas.
  • Ayudarle a planificar la manera en que manejará una situación.
  • Ser comprensivo al dejar que se exponga a ciertos grados de ansiedad. Esto servirá para que aprenda a calmarse, a subsanar conflictos y a resolver problemas.
Halle el momento oportuno para orientar a su hijo sobre cómo resolver sus emociones. Aliente la comunicación abierta y honesta.
Es bueno saber que

Puede que los padres contribuyan sin querer a la ansiedad al darle cabida. Un ejemplo sería dejar que su hijo se quede en casa y no vaya a la escuela si se siente ansioso. Es esencial que le enseñe a tolerar y procesar el temor o la incertidumbre. La exposición reiterada es un método comprobado para enseñarle a resolver problemas y a tener templanza en los momentos difíciles.

Cuándo buscar apoyo profesional

Debería procurar apoyo profesional cuando la ansiedad que sufre su hijo interrumpa las actividades de la vida diaria. Si le impide hacer lo que debe, entonces usted debe considerar la ayuda profesional para asistirlo durante este periodo de su vida.

Recursos para padres y sus hijos

Créame cuando le digo que entiendo lo abrumador que puede ser para los padres cuando las cosas no salen tal cual se planean. Puede que sea fácil temer o culparse, pero eso no lo beneficia ni a usted ni a su hijo. Hay ayuda para usted y su familia. Y recuerde: su bienestar es tan importante como el bienestar de su hijo. Así que cuídese para ser el mejor que pueda para sus seres queridos.

¿Tiene alguna pregunta sobre la crianza de niños con ansiedad?

Comuníquese con el equipo de BuenosConsejosParaPadres.com.

Onyi Azih

Onyi Azih, bloguera

Onyi Azih es médico asociado en psiquiatría (PA-C), creadora de contenido y bloguera de bienestar, maternidad y estilo de vida y vive en Houston, Texas.

Aprende más sobre el autor

Artículos relacionados

Nunca es demasiado temprano ni tarde para fortalecer la autoconfianza de su hijo.
Niños

Logre que su hijo tenga más confianza en sí mismo

Nunca es demasiado temprano ni tarde para fortalecer la autoconfianza de su hijo.

Comprenda y brinde apoyo a la salud mental de su hijo
Niños

Los niños y la salud mental: ansiedad, estrés, depresión y más

Comprenda y brinde apoyo a la salud mental de su hijo.

Conocer los signos y síntomas es el primer paso para desarrollar la conciencia del suicidio.
Preadolescentes y adolescentes

Cómo hablar con los adolescentes sobre la salud mental y la prevención del suicidio

Conocer los signos y síntomas es el primer paso para desarrollar la conciencia del suicidio.

Obtenga ayuda de los programas locales

Estos programas ofrecen servicios para que los padres y niños fortalezcan a la familia. (Los resultados se muestran en inglés.)

¿Necesita ayuda para padres ahora?

El equipo de la Línea de Ayuda para Padres de Texas está listo para escuchar, ayudar a encontrar soluciones y guiarle hacia recursos locales apropiados.