Menú

Inicio - BuenosConsejosParaPadres.com

In English
El contenido comienza aquí

7 formas de prepararse para el nuevo año escolar

Por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com
Tiempo de lectura: 13 minutos

¡Que viva el primer día de clases!

A medida que termina el verano, las familias esperan con ansias el primer día de clases con una mezcla de emoción y un poco de energía nerviosa. Los niños de todas las edades (y los padres también) tienen sentimientos fuertes con respecto a los cambios que vienen con el inicio de un nuevo año escolar. ¡Y eso es normal! Ya sea que lleve a su estudiante de kindergarten por primera vez o que despida a su adolescente mientras conduce a su escuela, es importante comprender estas emociones y ayudar a sus hijos a prepararse para el primer día de clases. Al ayudarlos a comprender lo que viene, puede hacer que las cosas sean más fáciles para todos y reducir en algo los nervios.Una tradición divertida es tomarle una foto a su hijo el primer día de clases.

Comience temprano: Cómo prepararse para el primer día de clases

Prepararse para ese primer día puede ayudarle, y ayudar a su hijo, a sentirse más relajado y seguro de que las cosas están bajo control. Aquí abajo encontrará una lista de cosas para ayudarle a prepararse:

1

Asegúrese de que las vacunas estén al día

Antes del primer día, verifique con su distrito escolar y el médico de su hijo para asegurarse de que él (o ella) tenga todas las vacunas requeridas para comenzar el año escolar. En Texas, las leyes y las políticas estatales determinan los requerimientos de vacunación de las escuelas y de los centros de cuidado infantil. Mantener las vacunas de los niños al día es una parte crítica para prevenir la propagación de enfermedades y proteger la salud de su hijo.

2

Compren los útiles escolares juntos

Cuando hay mucho por hacer, es fácil que los niños se sientan abrumados y fuera de control. Devolverle un poco de control a su hijo puede ayudarlo a sentirse emocionado y preparado para el primer día de clases. La escuela de su hijo debería darle una lista de útiles escolares necesarios para cada grado. Permita a su hijo elegir cuadernos, lápices, carpetas y otros artículos en sus colores favoritos, o con los animales o personajes que le gusten, como una forma divertida de expresar su personalidad. Pero, verifique con su escuela antes de comprar las cosas para averiguar si hay limitaciones sobre lo que los niños pueden llevar a la escuela.

3

Permita que su hijo elija sus cosas para la escuela

¿A quién no le encanta un atuendo especial para el primer día de clases? Tal vez su hijo quiera vestir una camiseta que ya tenga con su personaje favorito, sus pantalones cortos más cómodos o sus zapatos de la suerte. A otras familias les gusta comprar ropa nueva antes del primer día de clases. Preparar las cosas que su hijo necesitará para el año, como una mochila y una lonchera, puede ayudarlo a sentirse preparado ese primer día. Esto es especialmente importante si tiene un estudiante de kindergarten o kínder, o un niño que no ha ido a la escuela antes.

Let you child pick out a new shirt for the first day of school.
4

Visite la escuela nueva

Pasee por su escuela nueva con antelación, de tal forma que su hijo se ubique y conozca la distribución para saber adónde ir el primer día. Verifique con su escuela, muchas escuelas primarias tienen una reunión del kindergarten en la primavera para los estudiantes de kindergarten nuevos y muchas tienen un evento llamado "Conozcan a su Maestro" para todos los estudiantes unos días antes del primer día de clases. De ser posible, practique caminar hasta el salón de clases de su hijo y a otros lugares en la sede escolar que él visitará, como el comedor, la biblioteca, el baño, el gimnasio y la sala de música. ¡Visite el patio de juegos y prueben los columpios y pasamanos antes del primer día!

5

Envíe una nota cariñosa

El primer día de clases, incluya una nota en la lonchera o en la mochila de su hijo. No tiene que ser larga, tan solo incluya algunas palabras de aliento para que tenga un buen día y recordarle que lo ama. Si su hijo todavía no sabe leer, ¡haga un dibujo o quizás solo un corazón!

6

Lea sobre el primer día de clases

Leer sobre las experiencias de otros puede ser una buena forma para que su hijo sepa qué esperar. También es una manera excelente de saber que todos se ponen algo nerviosos el primer día de clases. Saquen libros de la biblioteca sobre el comienzo del kindergarten y el primer día en una clase nueva. Pida recomendaciones a su bibliotecario de libros que le puedan gustar a su hijo. Algunos de nuestros favoritos son La paloma tiene que ir al cole de Mo Willems, Curious George’s First Day of School de Margret y H.A. Rey, Little Critter: First Day of School de Mercer Meyer, First Day Jitters de Julie Dannenburg, On the First Day of Kindergarten de Tish Rabe y Kindergarten, Here I Come de D.J. Steinberg.

7

Tenga un día de ensayo

Si su hijo está muy ansioso por el primer día de clases, hagan un día de ensayo. Programe la alarma a la hora que la programará las mañanas escolares. Tomen desayuno, vístanse y practiquen conducir hasta la escuela. Si su hijo irá en autobús a la escuela por primera vez, apréndanse el número del autobús y practiquen caminar hasta y desde la parada. Si es posible, coordine que un hermano mayor, vecino o amigo camine con su hijo todos los días. Muchos niños se sienten más cómodos cuando tienen a un amigo o hermano con ellos. Todas estas cosas pueden ayudar a los nuevos estudiantes, especialmente a los estudiantes de kínder, a sentirse mejor preparados y más tranquilos.

Good to Know

Muchas escuelas tienen plataformas en línea que permiten a los padres ver las calificaciones de sus hijos y enviarles mensajes a los maestros, miembros del personal y a otros padres del salón de clase. Asegúrese de saber lo que hay disponible en su escuela.

Tenga un día de ensayo antes del primer día de clases para ayudar a su hijo a sentirse preparado.

Cómo establecer rutinas para los días escolares

No importa la edad de su hijo, tener rutinas diarias consistentes ayudará a todos a tener éxito durante el año escolar. Saber qué esperar también puede ayudar a todos a sentirse más calmados el primer día de clases y más allá. ¡Comience temprano! ¡Establecer estas rutinas una semana antes del inicio oficial de clases es una forma excelente para que toda su familia esté lista!

Rutinas matutinas

Piense cuánto tiempo necesitarán usted y su hijo en la mañana. Comience con la hora en que debe estar en su trabajo o en la escuela, y retrocedan para hacer un plan con el que no se sientan apresurados ni lleguen tarde. ¿Cuánto tiempo toma llegar a la escuela? ¿Cuánto tiempo necesita su hijo para vestirse y tomar desayuno? ¿A qué hora programa su alarma? No olvide darse algunos minutos extra en caso de que surja algo inesperado.

Rutinas para la hora de dormir

Una vez que sepa a qué hora necesita levantarse en las mañanas, planifique la hora de acostarse. La mayoría de los niños de escuela primaria deben acostarse a alrededor de las 7:30 u 8:00 p.m. para que estén bien descansados. Los médicos recomiendan que los niños en edad escolar duerman entre 9 y 12 horas cada noche. Creen una rutina a la hora de acostarse que sea consistente y tranquila, a la misma hora todas las noches. La rutina de su hijo puede incluir bañarse o ducharse, cepillarse los dientes, leer juntos o cantar una canción especial. Asegúrese de que su hijo duerma en un lugar tranquilo y oscuro, sin dispositivos electrónicos como TV, tabletas, teléfonos o computadoras. Si su hijo tiene problemas para tranquilizarse en las noches, hacer algo de ejercicio durante el día puede ayudarlo a dormir mejor en las noches.

Hora de lectura

Ya sea que tenga un estudiante de kindergarten o un niño más grande, asegúrese de tener tiempo de acurrucarse y leer juntos. Muchas familias leen juntas antes de dormir, pero, dependiendo de su horario, pueden leer juntos en las mañanas o cuando su hijo regrese de la escuela. No importa cuándo, ¡simplemente hágalo!

Algunos estudios han demostrado que leer a sus hijos todos los días ayuda al desarrollo del cerebro y mejora el rendimiento escolar. A los niños a los que se lee les va mejor en los exámenes estandarizados, y leer tiene muchísimos efectos positivos en la conducta y la atención de los niños. Leer juntos también puede ser un buen tiempo individual, pueden conversar sobre el día de su hijo y sobre cómo se siente.

Leerle a su hijo es una excelente manera de prepararlo para dormir.

La consistencia es importante

Los niños se desarrollan bien cuando saben qué esperar, y tener rutinas regulares les da un sentido de seguridad y protección. Al crear una rutina, converse con su hijo sobre qué ocurrirá al día siguiente. Algunas familias encuentran útil hacer calendarios diarios o semanales que tienen en la cocina o en el pasillo. Si bien habrá ciertos días en que las cosas no saldrán según lo planeado, programar rutinas confiables es un buen comienzo.

La comunicación es clave

Es emocionante escuchar a su hijo hablar sobre su primer día de clases. Asegúrese de que sus conversaciones con él, y sus maestros, sean continuas durante todo el año escolar y no solo los primeros días de clases. Tener una comunicación abierta todo el año ayudará a su hijo a tener un año exitoso.

Haga preguntas abiertas

A algunos niños les gusta conversar y compartir más que a otros. Establecer las bases con antelación puede alentar a su hijo a que le cuente sobre la escuela, sus amigos y sus actividades. En vez de hacerle preguntas de sí o no, pregunte a su hijo sobre su día y lo que está aprendiendo, como:

  • ¿Qué te gustó más del día de hoy?
  • ¿Cuál es la mejor parte de ser estudiante del kindergarten?
  • ¡Dime algo divertido que viste hoy!
  • ¿De qué hablaron en la clase de ciencias hoy?
  • ¿Quién es la persona más divertida en tu clase?
Obtenga ayuda

¿Necesita ayuda para padres ahora?

Llame a la Línea de Ayuda para Padres para recibir apoyo 24/7 833-680-0611.

Ayuda con proyectos y tareas para la casa

Cuando su hijo tenga tareas para la casa o un proyecto, hágale saber desde el principio que usted está ahí para apoyarlo. Esto puede significar ayudarlo a revisar la asignación o proyecto, reunir los materiales que necesite y hacerle preguntas para ayudarlo a mantenerse encaminado. Pero tampoco exagere, ¡recuerde que es su tarea y no suya!

Esté disponible para ayudar a su hijo con su tarea.

Ayude a sus hijos a administrar su tiempo

Algunos niños hacen sus asignaciones solos, mientras que otros quizás necesiten ayuda para mantenerse concentrados. Aprender a trabajar eficientemente, y a “revisar su trabajo”, son habilidades que toman tiempo. Comience cuando su hijo esté en el kindergarten, ayúdelo a administrar su tiempo y hacer que piense sobre un plan. Haga una lista de asignaciones o tareas y calcule cuánto tomará cada una. Ayúdelo a establecer prioridades y a trabajar primero en las asignaciones más importantes.

Cómo trabajar con los maestros 

Tener familiares activamente involucrados en la escuela puede ayudar a los niños a sentir más confianza. Los estudios han demostrado que la participación familiar en eventos escolares ayuda a los niños a aprender y aumenta su disfrute en la escuela. Comience temprano en el año y desarrolle una relación con el maestro de su hijo. Aquí tiene algunos consejos:

Mantenga a los maestros informados

Si está ocurriendo algo en la escuela o en la casa, informe al maestro de su hijo. Esto incluye aspectos positivos (un hermanito nuevo, un viaje familiar, una mudanza) y aspectos negativos (un divorcio o separación, una muerte en la familia, la pérdida de una mascota). Cuando haya cambios en la vida de su hijo, es probable que él actúe distinto en la escuela. Ya sea que envíe un correo electrónico o coordine una reunión en persona, compartir información le ofrece al maestro de su hijo una imagen completa, de tal forma que pueda apoyar a su hijo de la mejor manera posible.

Comuníquese cada dos o tres semanas

No sea tímido de preguntar cómo le va a su hijo. Esto puede ser a través de un correo electrónico rápido con su número de teléfono en caso de que el maestro necesite hacer seguimiento.

Asista a las reuniones de padres y maestros

Muchas escuelas tienen reuniones de padres y maestros varias veces al año, a menudo al final de cada semestre. Esta es una oportunidad para que converse con el maestro de su hijo de manera individual y escuche cómo van las cosas en el salón de clases.

Manténgase al día

Asegúrese de estar registrado para recibir correos electrónicos de la escuela y del maestro de su hijo. También puede revisar regularmente el sitio web de la escuela y de su maestro para ver qué está ocurriendo, así como qué eventos y proyectos se aproximan.

Vaya al salón de clases

Nadie puede ir a todo, pero significa mucho para los niños cuando sus padres visitan su salón de clases. Trate de asistir a los eventos escolares y del salón de clases, así como a las excursiones de campo cuando pueda. También es una gran oportunidad para conocer al maestro y a otros padres, así como un buen momento para presenciar la dinámica del salón de clases de primera mano.

Dé las gracias

Las palabras amables son una forma sencilla de hacerle el día a alguien. Ocasionalmente, envíe una nota de agradecimiento o correo electrónico diciéndole al maestro de su hijo que aprecia lo que está haciendo por él.Manténgase involucrado en las actividades escolares de su hijo al comunicarse regularmente con sus maestros.

Cómo alcanzar el éxito escolar

El camino de estudiante de kindergarten a estudiante de secundaria es largo, y es importante tomar las cosas un día a la vez y una semana a la vez. Cuando las cosas se vuelvan abrumadoras (¡y a veces lo son!), regrese a lo básico y enfóquese en sus rutinas. Al apoyar a su hijo desde el primer día de clases y más, le está dando un buen ejemplo y está estableciendo las bases para el éxito a largo plazo en la escuela y en la vida.

¿Tiene alguna pregunta sobre cómo prepararse para el nuevo año escolar?

Comuníquese con el equipo de BuenosConsejosParaPadres.com.

BuenosConsejosParaPadres.com

Este artículo fue escrito por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com.

Artículos relacionados

Los deportes para niños desarrollan el sentido del trabajo en equipo y el espíritu deportivo.
Niños

Cómo hacer que los deportes para niños sean beneficiosos para todos

Ya sea que ganen o pierdan, los beneficios del deporte son para toda la familia.

Seguirles el paso a los calendarios de los adolescentes puede mantener a toda la familia ocupada.
Preadolescentes y adolescentes

Cómo preparar un calendario familiar

Seguirles el paso a los calendarios de los adolescentes puede mantener a toda la familia ocupada.

Nunca es demasiado temprano ni tarde para fortalecer la autoconfianza de su hijo.
Niños

Logre que su hijo tenga más confianza en sí mismo

Nunca es demasiado temprano ni tarde para fortalecer la autoconfianza de su hijo.

Obtenga ayuda de los programas locales

Estos programas ofrecen servicios para que los padres y niños fortalezcan a la familia. (Los resultados se muestran en inglés.)

¿Necesita ayuda para padres ahora?

El equipo de la Línea de Ayuda para Padres de Texas está listo para escuchar, ayudar a encontrar soluciones y guiarle hacia recursos locales apropiados.