Menú

Inicio - BuenosConsejosParaPadres.com

In English
El contenido comienza aquí

Consejos de higiene para adolescentes y preadolescentes

Por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com
Tiempo de lectura: 7 Minutos

Higiene para adolescentes

i está en su casa con su preadolescente usted sabe que los olores pueden ser muy fuertes. Además de los cambios emocionales y corporales que vienen con la pubertad, su hijo ahora tendrá que manejar un nuevo mundo de higiene personal. Cada niño maneja sus cambios de diferente manera. Algunos preadolescentes se preocupan demasiado por su higiene y se bañan varias veces al día o usan perfumes y colonias. Otros parecieran no tener idea de que su cuerpo está cambiando y no se preocupan por tener una rutina de higiene. Sin importar cómo su hijo o hija lo esté manejando, probablemente se beneficiará de su apoyo y dirección para mantenerse limpio, saludable y contento.

Es hora de tener la Conversación

Si no ha hablado todavía con su preadolescente sobre la pubertad, ya es hora. Y si ya lo ha hecho, puede ser hora de repasarla para ayudarles a mantenerse . . . más limpios. Hablar sobre los cambios del cuerpo y la higiene personal para adolescentes puede ser un tema delicado, así que sea sensible sobre cómo y cuándo abordarlo. Este tipo de conversación puede darle vergüenza a su hijo, especialmente si usted es una mamá hablándole a su hijo o un papá hablándole a su hija. Si su adolescente no quiere escuchar o le da mucha vergüenza sostener esta conversación, quizás le ayude que el padre o madre o un familiar del mismo sexo le hable a su hijo.  Elija un momento tranquilo y relajado cuando nadie tenga prisa.

Consejo

Elija un tiempo privado para hablar, cuando estén los dos solos y tengan tiempo para hablar sin interrupciones. Un buen momento pudiera ser en el auto o al salir a caminar.

Es el momento de hablar con sus adolescentes sobre la higiene.

Cubra la información básica sobre los cambios corporales

Haga su investigación y asegúrese de usar las palabras correctas para cada cosa. Puede practicar decir palabras como pene, vagina y menstruación si estas palabras son distintas al vocabulario que regularmente usan o si se les hace difícil decirlas. Explique que este es un momento en que el cuerpo cambia y que todos pasamos por estos cambios a ritmos distintos. Su conversación debe cubrir:

  • Las hormonas nuevas y su efecto en el cuerpo del preadolescente.
  • El nuevo crecimiento de vello y las opciones que tiene su preadolescente para manejarlo.
  • Los cambios corporales y cómo pueden ser distintos entre su preadolescente y sus amigos.
  • El mal olor corporal y cómo manejarlo.
  • Cómo se diferencian los niños de las niñas:
    • Los niños tienen que saber cosas como las erecciones y los sueños mojados.
    • Las niñas tienen que saber sobre el desarrollo de los senos y qué esperar con sus periodos menstruales si aún no han tenido uno.


Dígale a su hijo que quiere asegurarse de que tenga toda la información sobre lo que puede esperar. La clave es que su preadolescente se sienta bien y confiado, ¡y no se alarme si tiene muchas preguntas que quizás hasta le sorprendan! Si no tiene las respuestas al momento, busquen juntos las respuestas.

Es recomendable advertirle a su preadolescente que no siempre es buena idea confiar en lo que los amigos le digan sobre los cambios corporales y la higiene personal para los adolescentes. Anime a su preadolescente a que haga su propia investigación y que le pregunte a usted, a otro padre o a un adulto de confianza o a su médico si quiere más información.

Consejo

Si se siente nervioso al hablar con su hijo o le preocupa que se le olvide algo, considere darle un libro sobre higiene que pueda leer a su propio ritmo. Esto no reemplaza la conversación, pero puede ayudarles a ambos a sentirse más cómodos y pueden hablar sobre el libro juntos.

¿Qué significa estar limpio?

Comience estableciendo algunas expectativas para la higiene para adolescentes y lo que significa estar limpio. También querrá que su preadolescente se prepare para cambios futuros como afeitarse o su primer periodo menstrual. Asegúrese de que su adolescente entienda la importancia de:

Bañarse Anime a su preadolescente a bañarse o darse una ducha con jabón todos los días. Esto es importante especialmente luego de la actividad física. Recuérdele que se lave muy bien los pies, las axilas y entre las piernas. Permita que elija un jabón o crema de afeitar especial para animarle a pasar más tiempo en la ducha.

Cuidado del rostro Durante la pubertad, los preadolescentes muchas veces necesitan lavarse la cara por la mañana y por la noche con un jabón suave. Tocarse o reventarse los granos que salen en la cara puede causar inflamación, regar las bacterias en la cara y hasta dejar cicatrices permanentes. Haga una cita para una consulta médica si su hijo está teniendo brotes frecuentes de granos o acné. Su médico podría recomendarle consultar a un dermatólogo.

Sudoración y olor Explíquele la diferencia entre desodorante, que protege contra el mal olor y las bacterias, y el antitranspirante, que limita la sudoración y humedad debajo de los brazos.  Permita que su hijo elija uno que le gusta y recuérdele que lo use todos los días, especialmente antes de hacer ejercicios y después de bañarse.

Ropa No anime a su preadolescente a que use la ropa varias veces antes de lavarla, aun si es su suéter favorito. Recuérdele cambiarse los calcetines y la ropa interior todos los días.

Cabello Recuérdele a su hijo mantener su cabello limpio, pues el cabello aceitoso puede producir acné y empeorar las condiciones de la piel. Claro está, el cuidado del cabello es distinto según el tipo de cabello. Use su mejor juicio sobre la frecuencia con la que su adolescente se debe lavar el cabello.

Afeitarse Si su preadolescente está listo para comenzar a afeitarse, consiga una rasuradora y crema de afeitar y enséñele cuidadosamente a afeitarse. Asegúrese de incluir instrucciones de cómo limpiar el área después.

Dientes Todos deben lavarse los dientes y usar hilo dental al menos dos veces al día. Recuérdele a su hijo que lavarse los dientes y usar hilo dental no solo mantiene los dientes saludables, sino que evitan el mal aliento. También es muy buena idea tener enjuague bucal en el baño, pero dígale que eso no sustituye el lavarse los dientes y usar hilo dental.

Los adolescentes deben lavarse los dientes al menos dos veces al día.
Consejo

Recuérdele a su hijo que se cepille la lengua cada vez que se lave los dientes.

Manos Anime a su preadolescente a que se lave las manos antes de comer y después de usar el baño, estornudar o jugar con las mascotas. Debe mantener las uñas limpias y no comérselas, ¡están llenas de gérmenes que potencialmente le pueden infectar o irritar las encías!

Orejas Si su preadolescente quiere perforarse las orejas, asegúrese de que la persona que lo haga siga medidas de salud y seguridad. Pregunte cómo esterilizan los materiales antes de usarlos o si son desechables. Pregunte sobre el cuidado luego de perforarse las orejas, y asegúrese de que su preadolescente sepa cómo mantener limpia la perforación y libre de infección.

Buen olor Los perfumes, aguas de baño y colonias deben aplicarse en pocas cantidades. Tenga presente que algunas escuelas no les permiten a los estudiantes usar fragancias ni perfumes. Usar demasiado perfume puede causarle malestar a otras personas si tienen asma o son sensibles a los químicos. Asegúrese de explicarle que el perfume no es un sustituto para bañarse.

Compartir artículos y los gérmenes Deje claro que nadie debe compartir cepillos, maquillaje, bebidas ni comidas. Compartir sombreros, cepillos y ligas, cintas o diademas para el cabello pueden transmitir piojos de una persona a otra. Compartir maquillaje, especialmente el de los ojos y el rímel, puede transmitir bacterias e infecciones como la conjuntivitis. Compartir lápices labiales puede transmitir herpes labial. Además, ¡compartir bebidas y comidas es una manera fácil de transmitir virus y bacterias de una persona a otra!

Consejo

Compartir las brochas para el maquillaje y las bases puede transmitir bacterias, que pueden causar brotes de granos en la piel.

A las chicas les encanta el maquillaje pero con eso viene lavarse la cara.

Consejos de higiene para niñas preadolescentes

Si su hija aún no ha tenido su primer periodo menstrual, es probable que tenga muchas preguntas sobre cuándo ocurrirá, cuánto tiempo durará, cómo se sentirá y si debe usar toallas sanitarias o tampones. También hay inquietudes sociales y emocionales que vienen con el primer periodo menstrual, así que asegúrese de que su hija sepa que esto es una parte normal de su crecimiento.

Aunque muchas niñas preadolescentes eligen usar toallas sanitarias cuando tienen su primer periodo menstrual, algunas eligen usar tampones. Los tampones se pueden usar a cualquier edad. A algunas preadolescentes les asusta usarlos al principio, se les hace difícil usarlos o los encuentran incómodos. Es una decisión personal que su hija hará cuando esté lista. Para ayudarla a prepararse para su periodo menstrual, puede darle una cartuchera con artículos personales que puede llevar en su mochila.

Esta cartuchera debe incluir ropa interior limpia y varias toallas sanitarias o tampones. Enséñele que la tira de papel de la toalla sanitaria se saca para pegar la toalla a la ropa interior y que debe cambiarse la toalla o tampón cada 4 a 6 horas o cuando se empape de sangre. Enséñele cómo doblar y cubrir correctamente las toallas sanitarias y envolver los tampones usados para botarlos en la basura. Recuérdele que nunca debe echar al inodoro una toalla sanitaria o tampón usado pues pueden tapar las tuberías.

Estar limpios toma tiempo

Quizás su preadolescente necesite más tiempo en el baño para dominar estos nuevos rituales de higiene preadolescente. Los niños con necesidades especiales pueden necesitar más tiempo. Tenga paciencia y anime a su hijo a despertarse más temprano o ocuparse de sus cosas por la noche para que no llegue tarde a la escuela.
 
¡Sepa que enseñarle a su preadolescente a cuidarse su cuerpo es un proceso y que con el tiempo lo logrará! Y recuerde que los halagos funcionan mejor que las críticas, ¡así que continúe dándole refuerzo positivo!

Los padres son excelentes maestros cuando se trata de higiene.

Para más información

¿Tiene alguna pregunta sobre higiene adolescente?

Comuníquese con el equipo de BuenosConsejosParaPadres.com.

BuenosConsejosParaPadres.com

Este artículo fue escrito por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com.

Obtenga ayuda de los programas locales

Estos programas ofrecen servicios para que los padres y niños fortalezcan a la familia. (Los resultados se muestran en inglés.)