Menú

Inicio - BuenosConsejosParaPadres.com

In English
El contenido comienza aquí

Cómo fijar límites saludables de tiempo de pantalla para los adolescentes

Por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com
Tiempo de lectura: 8 minutos

Los adolescentes parecieran ser los reyes de internet, ya que hacen la tarea escolar, revisan las redes sociales y transmiten un video en directo con tan solo deslizar el dedo unas cuantas veces por la pantalla. Si bien los adolescentes dependen de sus dispositivos digitales, pasar mucho tiempo en línea puede interferir con otras actividades importantes y exponerlos a peligros como el ciberacoso y el robo de identidad.

A los padres puede costarles trabajo hacer seguimiento de las actividades en línea de sus hijos adolescentes y puede ser aún más difícil fijar límites para proteger su seguridad y privacidad. ¿Cómo fijar límites saludables de tiempo de pantalla para los adolescentes? ¿Cuáles medidas puede tomar para fijar límites y hacerlos cumplir? Siga leyendo para ver algunos consejos útiles.

Los adolescentes y los límites de tiempo de pantalla

Usted no es el único que se preocupa, hasta los mismos adolescentes piensan que pasan mucho tiempo frente a la pantalla. En una encuesta realizada por Common Sensen Media, ¡más del 90% de los adolescentes considera que el uso de la pantalla es un problema en su grupo de edad! El adolescente promedio pasa nueve horas diarias en línea, con más de siete horas dedicadas al entretenimiento. En la encuesta, las chicas respondieron que la mayor parte del tiempo en pantalla lo dedican a las redes sociales, mientras que los varones se ocupan más de los videojuegos.

No es casualidad que los adolescentes pasan demasiado tiempo en entretenimiento en línea. Las redes sociales y las compañías de juegos diseñan sus productos para que los chicos los usen cada vez más. Por ejemplo, recibir una notificación de que un amigo ha subido una foto en las redes sociales despierta el deseo de ver qué dicen los demás al respecto. Los juegos confieren poderes o puntos adicionales en cada nivel, razón por la cual los jugadores desean continuar. Los programas están diseñados para que los adolescentes quieran utilizarlos más y para que se sientan marginados si no lo hacen.

A veces los padres se preguntan si los adolescentes son adictos a sus teléfonos u otros dispositivos. Técnicamente, no existe tal concepto como la “adicción al celular”, ya que el uso de la pantalla por sí solo no altera la química del cerebro. Sin embargo, ciertas investigaciones indican que el uso extenso de videojuegos puede modificar el funcionamiento del cerebro y llevar a una forma de adicción conocida como “trastorno por juego en internet”.

Si bien los adolescentes sienten que el tiempo en pantalla es ameno, puede crear hábitos nada saludables e interferir con las actividades físicas y sociales, el tiempo en familia y el sueño que es tan necesario. 

Ya que los adolescentes y los padres son conscientes de los desafíos que esto implica, tienen muchas oportunidades para fijar juntos los límites de tiempo de pantalla.

Algo para pensar: Más de la mitad de los adolescentes informa que sus padres se distraen con sus teléfonos inteligentes mientras sostienen conversaciones en la vida real. ¿Qué opinaría su hijo de usted?

Los adolescentes pasan la mayor parte del tiempo en pantalla metidos en las redes sociales y con los videojuegos.

¿Cuánto tiempo de pantalla es demasiado?

A diferencia de los niños pequeños, no hay ninguna recomendación específica acerca de la cantidad apropiada del tiempo de pantalla que deberían pasar los adolescentes. La Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) recomienda fijar límites uniformes para el uso de cualquier medio (computadora, teléfono inteligente, tableta, televisión) con fines educativos, de entretenimiento o sociales. El tiempo de pantalla no debería interrumpir las horas para dormir, comer, estudiar, trabajar, jugar e interactuar con familiares y amigos. Sería más eficaz establecer zonas y horas de desconexión para sus hijos en lugar de fijar límites de cuánto tiempo pueden estar conectados en línea.

La AAP ofrece una herramienta que consiste en una calculadora para estimar el tiempo de desconexión y un plan familiar que le permite determinar cómo fijar los límites de tiempo de pantalla que funcionen para cada uno de los niños en su familia.

¡Cada familia es única! Fije límites de tiempo de pantalla que funcionen para su familia.

Cómo fijar límites de tiempo de pantalla para su hijo adolescente

Cada familia es distinta. Aquí lo importante es fijar límites de tiempo de pantalla que se ajusten a su situación. Aquí le presentamos cuatro consejos para padres que pueden ayudarle.

1

Haga que su hijo lo ayude a fijar límites razonables.

Hay más probabilidad de que los adolescentes sigan las guías si participan al momento de crearlas. Pídale a su hijo que fije límites que considere justos, tales como dedicar media hora a las redes sociales o a los videojuegos antes de hacer la tarea, y anótelos en el plan de tiempo de pantalla.

2

Elaboren juntos un plan familiar de redes sociales.

El plan familiar establece guías para cada uno de los niños según su nivel de desarrollo y actividades. Coloque el plan en la puerta del refrigerador o en una cartelera donde todos lo vean. Revíselo y actualícelo cada año, o con más frecuencia, si es necesario. Al crear un plan de redes sociales no tendrá que adivinar de repente qué funciona cuando surja un problema.

3

Establezca zonas de desconexión y límites de tiempo de pantalla.

Por ejemplo, todas las pantallas deben guardarse durante la hora de comer y el tiempo compartido en familia; los teléfonos deben estar en un cargador en un área en común o en el dormitorio de los padres durante la noche. Para garantizar que los adolescentes duerman lo suficiente, considere no permitir el acceso a la pantalla en sus dormitorios durante la noche.

4

Establezca consecuencias razonables por no mantenerse dentro de los límites de tiempo de pantalla.

Las consecuencias razonables pueden incluir la pérdida de privilegios de pasar el tiempo en pantalla uno o dos días. Puede que sus hijos no siempre sigan estas reglas. Cuando no lo hagan, escuche sus razones y considere si es algo esporádico o un patrón de conducta. Asimismo, es importante recordar que los adolescentes dependen de sus teléfonos celulares mucho más que de su vida social, también son una manera de comunicarse con usted durante el día. Tal vez quiera considerar todo esto antes de imponer las consecuencias.

Elabore junto con su hijo un plan familiar de tiempo de pantalla que satisfaga las necesidades de todos y se ajuste a sus horarios.

Sea un buen ejemplo

La herramienta más poderosa que usted tiene como padre o madre consiste en dar un buen ejemplo. Aun cuando los adolescentes volteen los ojos y le ignoren, el hecho es que prestan mucha atención a lo que usted hace, incluso la forma en que usted usa la pantalla e interactúa con los demás. Los adultos pasan hasta 11 horas frente a la pantalla por motivos laborales, personales y de entretenimiento. Puede ser difícil para usted despegarse de su teléfono, tableta o computadora cuando tiene un horario apretado. Haga lo posible por fijarse límites de tiempo de pantalla usted también. 

A continuación, le presentamos unos cuantos consejos para padres que le ayudarán a delimitar el tiempo de pantalla y dar un buen ejemplo.

Guarde el celular cuando esté conversando.

Cuando le presta toda su atención a su hijo adolescente le envía un poderoso mensaje de que es importante y que a usted le interesa lo que dice. Por más tentador que sea, no revise los textos ni las notificaciones cuando esté hablando con su hijo adolescente, ni a la hora de la comida o mientras realizan actividades en familia. Ponga en práctica el comportamiento que desea alentar en su hijo adolescente.

No deje el televisor encendido ni un video como ruido de fondo o cuando esté realizando tareas domésticas o actividades en familia.

Apague las pantallas cuando no las esté usando. Guarde el celular cuando todos los integrantes de la familia miren juntos la televisión.

Mire programas educativos y de entretenimiento en compañía de su hijo adolescente y coméntenlos.

Tome turnos con su hijo para escoger los programas que verán juntos. Comparta programas sobre los temas que sean importantes para usted y pídale a su hijo que comparta los videos que le gustan. No se apresure en hacer juicios, ¡puede ser que termine disfrutando lo que a su hijo le gusta ver!

Participen juntos en actividades que no impliquen el uso de la pantalla.

Aparte tiempo para dar un paseo, montar en bicicleta, trabajar en el jardín, pintar, cocinar, hacer manualidades o cualquier otra actividad física o creativa que puedan disfrutar en compañía uno del otro. Hacer cosas juntos le demuestra a su adolescente que usted valora su compañía y crea vínculos saludables entre ustedes.

Guarde el celular cuando maneje.

Textear mientras maneja es extremadamente peligroso, sin mencionar que es ilegal en Texas. Coloque su celular en un lugar seguro mientras esté detrás del volante y no responda ni las llamadas ni los mensajes de texto. Si su automóvil tiene la opción de manos libres para el teléfono, úsela solamente para las llamadas que no puedan posponerse.

Tomen turnos para escoger programas educativos y de entretenimiento para ver con su hijo adolescente y comentarlos juntos.

Cómo ser un padre experto en pantallas

El mundo entero se está volviendo más complicado para los adolescentes y sus padres por igual. Aparte de beneficiarse de las opciones educativas, sociales y de entretenimiento, los adolescentes se exponen al ciberacoso y a la invasión de privacidad, además de que podrían perder tiempo para las actividades importantes. Estos son otros consejos para padres para mantenerse informado y proteger a sus hijos

Infórmese sobre las aplicaciones y las redes sociales que utiliza su hijo adolescente.

Cada cierto tiempo aparecen nuevas aplicaciones y plataformas de redes sociales, y su adolescente suele conocerlas mucho antes que usted. Descárguelas en su propio teléfono y aprenda cómo se usan.

Siga las cuentas de su hijo en las redes sociales.

Considere hacerse amigo o seguir las cuentas de su hijo en las redes sociales, y pónganse de acuerdo si usted puede o no publicar o responder a sus publicaciones. El hecho de saber que los padres pueden ver sus publicaciones podría ayudar a los adolescentes a discernir mejor sobre lo que dicen o comparten en internet.

Respete la privacidad de su adolescente, pero manténgase informado.

Los padres no deberían revisar los dispositivos de sus adolescentes sin que ellos estén presentes. Hágalo con su hijo y prepárese para conversar sobre lo que encuentren juntos. Aprenda acerca de las aplicaciones y los teléfonos que le permiten supervisar el empleo de las redes sociales por parte de su hijo. Podría aprovechar las funciones incorporadas para rastrear y supervisar la ubicación del dispositivo y el tiempo en pantalla. Igualmente, existe una variedad de programas de software o aplicaciones que pueden agregarse a los teléfonos, tabletas y computadoras para inspeccionar la actividad en internet y restringir el acceso a los sitios que no estén acordes a la edad de su hijo. Estos podrían servir para fijar límites. Algunos programas envían notificaciones si se accede a ciertos programas o si se exceden los límites de tiempo de pantalla y hasta pueden bloquear remotamente el teléfono de su hijo (salvo para usarlo en un caso de emergencia).

Hable con su hijo adolescente acerca de temas como seguridad en internet, uso de las redes sociales, ciberacoso y robo de identidad.

Converse con su adolescente sobre cómo mantenerse seguro en línea:

    • No todos los que se conocen en línea son los que dicen ser. No aceptar de “amigo” a nadie, a no ser que ya lo conozcan. Nunca aceptar reunirse con nadie que conozcan en línea sin el permiso de los padres, y no compartir información personal ni fotos con nadie a quien no conozcan en persona.
    • No publicar nada en las redes sociales que no compartirían con sus maestros, padres o futuro jefe. A menudo no se pueden retirar las fotos, videos y comentarios una vez que se publican.
    • Decirles a sus padres o a un adulto de confianza si alguien los acosa o amenaza en internet, sea un extraño o algún conocido.
    • No revelar en internet su nombre completo, información de contacto, número de seguro social, contraseñas ni información bancaria o de la tarjeta de crédito.

Compruebe los ajustes de seguridad.

Verifique que los ajustes de seguridad estén activados para limitar el acceso a la información personal. Los padres deberían tener acceso a todas las contraseñas y a todas las cuentas, de ser necesario. Revise los estados de cuenta de su tarjeta de crédito y las facturas de teléfono para ver si hay cargos desconocidos.

Saber donde estan.

Revise las aplicaciones que puedan mostrar la ubicación de su hijo y hágale saber el peligro de compartir su ubicación con personas que no conozca.

Mantenerlos seguros.

Tome en serio a su hijo si le dice que se siente incómodo en internet.

Aprenda sobre las aplicaciones y las redes sociales que utiliza su hijo adolescente; háblele sobre mantenerse a resguardo en internet.

A medida que los adolescentes crecen, necesitan más independencia en internet, al igual que en la vida real. Como padre, puede preparar a su hijo adolescente al fijar límites cuando es más joven y ayudarlo a utilizar apropiadamente el tiempo en pantalla.

Si le preocupa el hecho de que su hijo adolescente pase demasiado tiempo en línea, sea víctima de ciberacoso o participe en comportamientos riesgosos, hable con su pediatra o con un profesional en salud mental. No siempre es fácil que un adolescente se abra para expresar lo que está pasando en su mundo. Sin embargo, persista y no deje de hablar, hacer preguntas y busque la manera de limitar el tiempo de pantalla.

Rescursos

¿Tiene alguna pregunta sobre el tiempo de pantalla?

Comuníquese con el equipo de BuenosConsejosParaPadres.com.

BuenosConsejosParaPadres.com

Este artículo fue escrito por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com.

Artículos relacionados

Seguirles el paso a los calendarios de los adolescentes puede mantener a toda la familia ocupada.
Preadolescentes y adolescentes

Cómo preparar un calendario familiar

Seguirles el paso a los calendarios de los adolescentes puede mantener a toda la familia ocupada.

Aprende maneras de gestionar el tiempo de pantalla durante la pandemia..
Padres

El tiempo de pantalla en un mundo afectado por la COVID

Aprende maneras de gestionar el tiempo de pantalla durante la pandemia.

¿Qué puedo hacer si mi adolescente está rebelde?
Preadolescentes y adolescentes

Técnicas de crianza positiva que funcionan con adolescentes

¿Qué puedo hacer si mi adolescente está rebelde?

Obtenga ayuda de los programas locales

Estos programas ofrecen servicios para que los padres y niños fortalezcan a la familia. (Los resultados se muestran en inglés.)