Menú

Inicio - BuenosConsejosParaPadres.com

In English
El contenido comienza aquí

Cómo detener el acoso y el cíberacoso

Por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com
Tiempo de lectura: 7 Minutos

El acoso es más común de lo que usted piensa. En el 2017, alrededor del 20% de los estudiantes entre los 12 y 18 años de edad reportaron ser acosados en la escuela. Muchos padres, maestros y niños necesitan consejos prácticos sobre cómo detener el acoso. La buena noticia es que hay estrategias efectivas para lidiar con el acoso.

Si su hijo está siendo acosado, el primer paso es escuchar cuidadosamente sin reaccionar exageradamente ni demostrar que está sorprendido. Ya sea que su hijo ha acosado o ha sido acosado o ha visto a otra persona siendo acosada, hay cosas que puede hacer para protegerlo y detener el problema.

Si su niño está siendo acosado

  • Mantenga la calma y haga preguntas abiertas para obtener más información sobre lo que ha estado pasando. Si usted actúa molesto, su hijo puede pensar que está molesto con él (o ella) y no darse cuenta de que realmente está molesto porque su hijo es víctima de acoso.
  • No tome cartas en el asunto inmediatamente llamando al padre o madre del niño que está acosando. Ayude a su hijo a crear un plan para detener el acoso.
    • Si es posible, ayude a su hijo a encontrar maneras de evitar al niño que lo está acosando o maneras para evitar estar a solas con él (o ella).
    • Ayude a su hijo a identificar a un adulto como posible red de seguridad. Puede ser una maestra, orientadora, entrenador o conductor del autobús.
    • Anime a su hijo a que le diga al niño que lo está acosando que pare si está cómodo haciéndolo y es seguro. Si no siente que puede expresarse o hacerlo de manera segura, entonces él o ella debe buscar un adulto para que le diga al niño que pare de acosar.
    • Enséñele a su niño a usar lenguaje corporal positivo y practíquenlo juntos. Esto significa mantener la cabeza en alto, establecer contacto visual y usar una voz fuerte y confiada. Usen afirmaciones de "yo quiero", como "yo quiero que me dejes quieto" o "yo quiero que pares de hacer esto ahora".
    • Los niños que acosan a menudo eligen a los niños que perciben que son diferentes de sus pares, que no se llevan bien con los demás o que son percibidos como que no pueden defenderse. Si es posible, anime a su hijo a que busque a un amigo o que se quede en un grupo para proveer ayuda contra el acoso y evitar que tenga que enfrentar solo a un niño acosador.
    • Busquen libros o películas con personajes en situaciones de acoso similares para que su hijo no se sienta solo.
    • Anime a su hijo a hacer amistad con otros niños dentro y fuera de la escuela.
    • Reúnase con los maestros de su niño e infórmeles sobre el problema y hablen sobre ideas para resolverlo. A menudo los maestros no saben que su hijo está siendo acosado.
    • Aprenda sobre las políticas de su escuela sobre el acoso. No tenga miedo de hablar con la orientadora de la escuela o incluso el director si la situación no se ha resuelto.
    • Piense cuidadosamente antes de hablar con los padres de un niño que está acosando a su hijo. Esto podría ser una opción si los conoce, cree que pudiera tener una conversación productiva con ellos y resolver el problema. Sin embargo, puede que no sea una buena opción si no conoce a los padres o si cree que podrían molestarse por la conversación.
Es Bueno Saber Que

Muchos programas extracurriculares como deportes, equipos de porristas y organizaciones de honor tienen políticas específicas que les prohíben a los participantes acosar o cíberacosar a otros.

Si su hijo está acosando a otros

Puede ser muy difícil, e inesperado como padre o madre enterarse de que su hijo ha sido cruel. Trate de mantener la calma y escuchar a la persona que le está compartiendo la información. Asegúrele que va a encargarse del asunto, hable con su hijo y tome acción inmediata.

  • Pregúntele a su hijo cómo se lleva con otros en la escuela y determine si hay alguien con quien no se lleva bien y por qué.
  • Hable con su hijo sobre cómo él o ella se siente. Intente averiguar qué le molesta y qué puede hacer para ayudarle a lidiar con el estrés o preocupaciones que está enfrentando. Si se siente incómodo teniendo esta conversación, busque a una persona de confianza que pueda hablar con su hijo. Un familiar, su médico o consejero puede ayudarle con esta conversación.
  • Busque adultos de confianza que puedan proveer ayuda con el acoso. Tenga una reunión con la maestra de su hijo, orientadora escolar o principal para crear un plan de acción para detener el comportamiento de acoso.
  • Enséñele a su hijo maneras aceptables de manejar la agresividad o el estrés. Esto puede incluir respirar profundo, contar hasta 20 antes de hablar o alejarse de una situación.
  • Ayude a su hijo a aprender la importancia de disculparse y de aceptar la responsabilidad por sus acciones. Las disculpas no pueden ser forzadas. Si y cuando sea propicio, déjele claro a su hijo que se espera que se disculpe en persona por haber sido cruel.
  • Fije reglas para el mal comportamiento, incluyendo reglas sobre ser cruel con otros. Establezca consecuencias y hágalas cumplir.
Es Bueno Saber Que

Hay dos tipos de niños que tienden más a acosar que otros

Los que por lo general tienen mucho poder social y están demasiado enfocados en su popularidad y los que están menos conectados con sus pares y escuela y puede que no se identifiquen con los sentimientos o emociones de los demás.

Si su hijo ve a un niño acosando a otro

Alguien que presencia el acoso se llama espectador. El acoso tiende a parar cuando los espectadores se involucran y se convierten en defensores. Un defensor es alguien que interrumpe o hace algo justo en el momento en que ocurre el acoso para detenerlo. Hay muchas maneras en las que los espectadores se pueden convertir en defensores:

  • Cuestionar el comportamiento de acoso a veces se siente más seguro que una confrontación directa. Si su hijo no se siente cómodo pidiéndole al niño que lo está acosando que pare, puede decir algo como "¿Por qué la estás molestando?" o "¿Por qué estás de tan mal humor?".
  • Otra estrategia es redirigir la situación en su totalidad, ya sea usando el humor o distrayendo a otra cosa la atención del niño que está acosando. Su hijo podría decir algo como "¿No tenemos que ir a la clase?".
  • Hablar directamente con la persona que está siendo acosada sobre algo no relacionado con el acoso también puede ayudar a cambiar el tema y a detener el comportamiento de acoso. Aun si eso no detiene el acoso, ello puede reconfortar al niño que está siendo acosado y ayudarle a sentirse menos solo.
  • Si su hijo no se siente cómodo interviniendo en el momento, anímele a que hable luego con la persona que estaba siendo acosada para que sepa que a alguien le importa.
  • Enséñele a su hijo a mantenerse lejos de cualquier cosa que no se sienta bien haciendo, aun si sus amigos lo hacen.
  • Si ven una pelea física o armas, los niños deben salir del área inmediatamente y buscar la ayuda de un adulto.
  • Enséñele a su hijo a ser respetuoso aun si otros no lo son y a que no lo hagan caer en situaciones en las que otros estén hablando o texteando sobre otras personas a sus espaldas.
Consejo

Si su hijo ve algo, él debe decir algo.

Los estudios han demostrado que solo basta con una persona que diga algo puede ayudar a alguien que esté siendo acosado a sentirse menos solo.

Comprenda cómo funciona el acoso

En esta era digital el ciberacoso, o acoso en línea, es cada vez más común. El Suplemento de crimen escolar (National Center for Education Statistics and Bureau of Justice) reportó que alrededor del 15% de los estudiantes entre los grados de 9no y 12mo reportaron haber sido acosados en línea o por texto.

Como el ciberacoso ocurre en línea, a veces es anónimo. El ciberacoso puede ocurrir:

  • En las redes sociales (Snapchat, Instagram, TikTok, Facebook y Twitter)
  • Por mensaje de texto
  • Por mensaje directo
  • Por correo electrónico
  • En plataformas o aplicaciones de juegos

¿Cómo es el ciberacoso?

El ciberacoso puede tomar muchas formas, pero más frecuente es cuando alguien publica o comparte contenido dañino, falso o malintencionado. Puede incluir compartir fotos personales o información privada que podría ser vergonzosa o humillante para alguien. Dependiendo de la edad de las personas implicadas y de la información compartida, el ciberacoso muchas veces puede ser un delito.

Cómo reconocer el ciberacoso

Debido a que el ciberacoso ocurre en línea, muchas veces es prácticamente invisible para los padres. ¿Entonces cómo puede saber si su hijo está siendo ciberacosado?

Las señales de alerta del ciberacoso pueden incluir:

  • Dificultad para dormir
  • Cambios en el estado de ánimo, evitar situaciones sociales que antes disfrutaban o un aumento o reducción notable en el uso de sus electrónicos
  • Cerrar su laptop repentinamente, cerrar las ventanas de la pantalla o esconder sus electrónicos
  • No ir a la escuela o fingir que está enfermo para evitar ir a la escuela
  • Baja en sus calificaciones

Cómo evitar el ciberacoso

Evitar el ciberacoso comienza con prestar atención. Usted puede proteger a su hijo del contenido en interacciones negativas en línea monitoreando lo que está haciendo en línea. Por ejemplo:

  • Hablen sobre las redes sociales y el internet abierta y regularmente para que su hijo se sienta cómodo hablando con usted sobre las cosas que pasan en línea.
  • Establezca reglas familiares sobre el comportamiento digital y lo que es apropiado. Los niños no deben compartir sus contraseñas ni información personal como su nombre, dirección o número de teléfono. Recuérdeles no decir nada en línea que no dirían en persona.
  • Monitoree el uso que hace su hijo de aplicaciones y su historia de navegación en todos los dispositivos.
  • Revise o reinicie la configuración de localización y privacidad en todos los electrónicos que su hijo utiliza.
  • Manténgase al corriente sobre las aplicaciones, plataformas sociales y lenguaje digital más reciente que usan los niños y adolescentes.
  • Sepa los nombres de usuario y contraseñas de su niño para su correo electrónico, juegos, textos y cuentas en las redes sociales.
  • Para los adolescentes que tienen cuentas en las redes sociales, monitoree el uso que hacen de ellas. Siga o hágase amigo de su hijo en las plataformas de las redes sociales y sepa que muchos adolescentes tienen más de una cuenta en cada plataforma.
  • Considere configurar los ajustes de control parental en los electrónicos para fijar límites de tiempo diarios en los que su hijo puede usar los dispositivos o aplicaciones. También hay opciones de software y aplicaciones que pueden ayudar a los padres a limitar el contenido, bloquear dominios de internet y ver las actividades de sus hijos en internet.

¿Qué debe hacer si su niño está siendo ciberacosado?

Si sospecha que su hijo pudo haber sido acosado en línea, trate de recopilar la mayor cantidad de información posible. Saber más sobre el acoso ayudará a detener el contacto no deseado.

  • Hable con su hijo. Hágale preguntas y trate de averiguar qué pasó y quiénes participaron. El primer y más importante paso que un niño puede tomar si experimenta ciberacoso es decírselo a alguien.
  • Si es posible, pídale a su hijo que le muestre los textos o publicaciones amenazantes o hirientes. Contacte a la policía si la amenaza incluye violencia física o un delito.
  • Dígale a su hijo que no les responda a los ciberacosadores. Aunque es difícil ignorar a un ciberacosador, esto es una manera efectiva de quitarle cualquier poder que tenga. Responder cuando uno está molesto solo hará que empeoren las cosas.
  • Cuando sea posible, bloquee al acosador y siempre reporte el acoso a la plataforma de la red social, aplicación o la escuela. La mayoría de las plataformas tienen medios para reportar contenido ofensivo o removerlo.
  • Capture la pantalla de todas las interacciones y guarde copias en caso de que sea necesario hacer intervenciones futuras, tales como tomar acción legal o a través de la escuela.
  • Hable con su hijo para determinar qué tipo de apoyo necesita lo que cree es el mejor rumbo a tomar para resolver el ciberacoso. El ciberacoso le quita a su hijo cierto sentido de control. Al incluirlo en la solución, usted le está ayudando a retomar control.
  • Después de que usted y su hijo decidan qué acciones tomarán, es importante que actúe inmediatamente para que sepa que usted puede apoyarle en esto y que lo hará.
  • Avísele a la escuela de su hijo si un compañero de clases es el ciberacosador.
  • El ciberacoso puede escalar. Si los pasos que usted y su hijo decidan tomar no detienen el ciberacoso, es importante que hable por su hijo hasta que encuentre a alguien que pueda ayudar, ya sea la escuela, la plataforma de la aplicación o la policía.
Consejo

Aun si el ciberacoso no ocurrió en el horario escolar, la mayoría de las escuelas desean saber lo que está pasando, así que asegúrese de notificarle a la escuela de su hijo.

La comunicación abierta sobre el acoso ayuda a prevenirlo

Trate de mantener abiertas las líneas de comunicación con su hijo. Comuníquese regularmente con un mensaje de texto después de la escuela, o pregúntele con quién se sentó en el almuerzo. Pregunte quién fue a las prácticas y juegos de su hijo. Pregúntele quiénes son aceptados socialmente en la escuela y por qué o por qué no y con quien tiene interacciones en persona y en línea.

Cuando sus niños se sienten cómodos hablando abiertamente con usted, es más fácil detectar cambios en sus estados de ánimo o comportamiento. Demuéstrele a su hijo que usted es paciente y que está interesado, y él sabrá que es seguro recurrir a usted.

Recuerde que muchos padres han pasado por esto y si toma los pasos para tratar el ciberacoso, todo mejorará.

Para más información

Descargue e imprima estas hojas de consejos útiles de nuestra recursos para padres:

¿Tiene alguna pregunta sobre el acoso y el cíberacoso?

Comuníquese con el equipo de BuenosConsejosParaPadres.com.

BuenosConsejosParaPadres.com

Este artículo fue escrito por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com.

Obtenga ayuda de los programas locales

Estos programas ofrecen servicios para que los padres y niños fortalezcan a la familia. (Los resultados se muestran en inglés.)