Menú

Inicio - BuenosConsejosParaPadres.com

In English
El contenido comienza aquí

Cuidados especiales para niños especiales

Por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com
Tiempo de lectura: 8 Minutos

Criar a un niño con necesidades especiales presenta retos y cambios para su familia, pero no tiene que enfrentarse a ellos solo. Hay recursos y sistemas de apoyo que pueden ayudarle a navegar las altas y bajas de cuidar de un niño con necesidades especiales.

Necesidad especial es un término que describe a los niños que tienen una condición crónica o discapacidad que puede ser física, médica, del desarrollo, emocional, del comportamiento o psicológica. Los niños con necesidades especiales pueden tener condiciones desde el autismo hasta ADHD, esclerosis múltiple, síndrome de Down, trastorno bipolar, dislexia o cualquiera de otras decenas de trastornos.  Algunas condiciones están presentes cuando el niño nace, pero otras surgen después. Algunos niños tienen limitaciones severas y necesitan cuidado constante, mientras que otros son más autosuficientes. La cantidad de cuidado necesario depende de si el niño tiene discapacidades cognitivas, discapacidades físicas o ambas.

Los padres de los niños con necesidades especiales tienen muchas responsabilidades, incluyendo la administración de medicamentos, tratamientos y terapias. Esto puede añadir estrés a la vida diaria, que de por sí es ocupada, y hacer que sea más difícil cuidar de la familia entera. Establecer una rutina diaria puede ser difícil porque muchas veces hay un nuevo reto cada día. Con estos retos también llegan muchas alegrías en la crianza de un niño con una necesidad especial. Sea bondadoso consigo mismo cuando los retos sean abrumadores. Saque tiempo para celebrar los momentos especiales.

La crianza es un trabajo que requiere aprendizaje, y criar a un niño con necesidades especiales significa que debe aprender aun más. Permítase cometer errores y siéntase orgulloso de todo el progreso que logre.Ser padres de niños con necesidades especiales es un trabajo exigente y gratificante.

Consejos de crianza

Cada niño es diferente y cada familia es única. Su experiencia no será igual que la de otros, pero hay cosas que los padres pueden hacer para que sus hijos crezcan y se desarrollen. A continuación presentamos algunos conceptos básicos que pueden ayudar a su hijo, ya sea que tenga o no necesidades especiales.

  • Todo niño tiene fortalezas, intereses y destrezas que pueden celebrar y promover. Una de las alegrías de ser padres es ayudar a los hijos a encontrar y desarrollar sus intereses. Permítale a su hijo intentar diferentes actividades y preste atención a sus intereses. Si le encantan los perritos, por ejemplo, puede contarle cuentos y cantarle canciones sobre perros, ayudarle a aprenderse los nombres de diferentes razas de perros, colorear dibujos de perros o ser creativos y jugar como si fueran perritos. Ayúdele a descubrir las cosas que le gustan para ayudarle a aprender y crecer.
  • No siempre es fácil, pero trate de evitar comparar a su hijo con otros niños. No hay dos niños iguales.
  • Halague a su hijo todos los días. A los niños les encanta cuando han hecho algo bueno. Felicite el comportamiento que quiere fomentar. "Me encanta lo paciente que eres cuando estoy guardando los víveres". "Gracias por usar tus palabras cuando me necesitaste". "Hiciste muy buen trabajo hoy enseñándome la ropa que te querías poner".
  • Cuando las cosas no vayan bien, tenga paciencia con usted mismo y con su hijo o hija. Recuerde, ambos están aprendiendo a hacer lo mejor que pueden. Si intenta algo que no le resulte con su hijo, anótelo mentalmente e intente algo distinto la próxima vez.
  • Mantenga el buen sentido del humor y una actitud positiva. Los niños aprenden mucho sobre cómo sus padres manejan las situaciones difíciles. Aunque es difícil mantenerse en calma y positivos cuando las cosas vayan mal, estará enseñando lecciones valiosas sobre cómo vivir la vida.
Necesidades especiales equivale a amor y relaciones especiales

Construya una red de apoyo

La crianza es más fácil cuando se conecta con otros que entienden por lo que usted está pasando. Otros padres que tienen hijos con necesidades especiales pueden ser un magnífico recurso. Las comunidades en internet pueden conectarle con otros padres que pueden ofrecerle apoyo y consejos. Puede comenzar por estos dos sitios web:

Tener un hijo con necesidades especiales le añade estrés a la familia entera, especialmente a los padres. Es importante que usted pueda hablar con alguien que comprenda sus emociones y pueda escucharle y darle apoyo sin juzgarle. Puede ser un amigo, familiar, profesional de la salud o terapeuta. Ya sea que se vean en persona o que hablen por internet, usted se sentirá mejor teniendo a alguien que le apoye.

Busque maneras de divertirse en familia

Primeramente, los niños con necesidades especiales siguen siendo niños. Como todo niño, necesitan divertirse. Entonces busque actividades divertidas, locas e interesantes que estén a tono con sus intereses y habilidades.

Estas son algunas sugerencias sobre cómo sacar el máximo de sus salidas recreativas.

  • Busque oportunidades divertidas cerca de ustedes, tales como un parque que tenga las acomodaciones necesarias, un museo de niños, la hora de cuentos en la biblioteca pública, un restaurante bueno para los niños o una clase de arte o baile. Mientras menos tiempo pase viajando, más tiempo pueden pasar haciendo esa actividad.
  • Planifiquen con anticipación sus salidas. Por ejemplo, asegúrese de que su destino tenga estacionamiento conveniente e instalaciones accesibles. Coloque todas las meriendas, medicamentos y suministros que pueda necesitar en un bulto fácil de cargar. Es mejor estar preparado de más que de menos.
  • Vaya con amigos que comprendan las necesidades de su familia. A los niños con necesidades especiales les encanta jugar con amigos al igual que a todo niño, pero también necesitan flexibilidad y comprensión. Intente encontrarse con los amigos en el destino en caso de que tenga que irse antes que ellos.
  • Sea flexible y váyase antes si es necesario. Si su hijo se cansa, se sobrecarga o deja de pasarla bien, es hora de irse. No se culpe usted ni a su hijo si la salida resulta ser corta. Siempre puede intentarlo de nuevo otro día.
  • Trate de disfrutar el momento y la diversión que están teniendo.
  • Si su hijo depende de una estructura o rutina, haga un plan para su salida y compártalo con él o ella con tiempo. Como todo niño, los niños con necesidades especiales se sienten más seguros y protegidos cuando saben qué esperar.
Ayude a los niños con necesidades especiales a participar en actividades divertidas para la familia

Consejos para ayudar a los hermanos

Tener un niño con necesidades especiales afecta a toda la familia, incluyendo a los hermanos. Crecer con un hermano o hermana con necesidades especiales tiene beneficios y retos. Los hermanos desarrollan una mayor comprensión y compasión por lo que significa tener una discapacidad u otro desafío. Quizás también sientan celos por todo el tiempo y atención que los padres le dedican a su hermano o hermana.

Como padre o madre, quizás usted no pueda dedicarle el mismo tiempo y atención a cada hijo, pero hay maneras de de ayudar a todos sus hijos a sentirse amados y apreciados.

  • Saque tiempo para cada niño para que no tengan que competir por su atención con alguien más. Puede planificar una salida o tiempo especial en la casa para disfrutar alguna actividad. Por ejemplo, pueden ir por un helado o crear arte o alguna manualidad en casa. Guarde su dispositivo móvil y evite cualquier otra distracción para dedicarle toda su atención a su hijo durante un rato. Al final de la actividad, abrace a su hijo y dígale lo mucho que disfrutó pasar tiempo juntos y que ya quiere poderlo hacer de nuevo.
  • Permita que los hermanos menores ayuden lo más posible, como por ejemplo, que les traigan cosas o que compartan un juguete o libro con su hermano o hermana. Halagar sus contribuciones y decirles lo mucho que aprecia su ayuda les hará sentirse valorados.
  • Permita que los hermanos mayores ayuden en sus propios términos, quizás como porristas y defensores de su hermano o hermana. Permitir que los niños mayores escojan algunas maneras de participar les ayuda a crear independencia y fortalece sus lazos con sus hermanos con necesidades especiales.
  • Modele la paciencia. Al igual que sus hijos, usted probablemente se siente frustrado y sobrecargado a veces. Puede enseñarles lecciones poderosas si mantiene la calma y el control en los momentos difíciles. Cuidarse usted mismo y tener medios para lidiar con el estrés es clave.

Cuídese a sí mismo

Cuidar de un niño con necesidades especiales puede ser agotador. Es fácil descuidarse a usted mismo(a) porque hay demasiadas cosas que hacer. Prestarle atención a su propio bienestar le ayudará a cansarse menos y ser más paciente. Además, cuidarse a usted mismo no toma mucho tiempo, pero sí requiere planificación. Estas son algunas maneras de incorporar su bienestar en su rutina diaria.

Cuidado físico

  • Consuma una dieta nutritiva que incluya alimentos que aumenten la energía, tales como avena, espinaca, camote, huevos, bananas y otras frutas.
  • Duerma de 7 a 9 horas cada noche. Trate de acostarse y despertarse todos los días a la misma hora, incluso los fines de semana.
  • Tome agua durante todo el día para mantenerse hidratado y con energía. No existe una regla general que aplique a todos sobre cuánta agua deben tomar. Por lo general, tome suficiente agua para que rara vez le dé sed y se sienta bien.
  • Póngase como meta hacer 30 de minutos de ejercicio al día para recargar las energías y reducir el estrés. Lo ideal es que su rutina de ejercicios diaria incluya una actividad aeróbica como caminar, así como de fortalecimiento como levantamiento de pesas.

Cuidado emocional

  • Manténgase en contacto con su grupo de apoyo que incluya a un amigo de confianza, familiar, profesional de la salud o terapeuta.
  • Pase una semana sin criticarse a sí mismo. Tenga solo pensamientos positivos sobre sí mismo y felicítese al culminar cada día.
  • Escriba todos los días algo bueno que hizo o algo que le hizo sentir bien.
  • Planifique una salida. Puede ser algo solitario como una caminata o algo social como comer en un restaurante favorito. Saque tiempo para usted.

Cuidado mental

  • Cultive sus propios intereses aparte de su función como padre o madre o cuidador.
  • Dependiendo de sus preferencias, lea un libro, vea un video o película o investigue un nuevo pasatiempo o destreza. El punto es que no olvide que en la vida hay otras cosas aparte de ser padres.
  • Escribir en un diario puede ser terapéutico, aunque sea anotar un par de pensamientos al día.

Cuidado espiritual

  • Comience cada día con una meditación o reflexión de agradecimiento, aunque lo haga en la ducha, mientras se lava los dientes o se viste.
  • Considere comenzar un "libro de bendiciones" al que pueda acudir cuando la vida se torne difícil.
  • Póngase el reto de participar en una causa noble que le interese. Su participación puede ser sencilla, como ir guardando monedas para donar, pero esto puede ayudarle a mantener una conexión con el mundo exterior.

Criar a un niño con necesidades especiales toma tiempo, energía, dedicación y muchísima ayuda. Trate de ser paciente con usted mismo y con su hijo y siéntase orgulloso de los retos que supere cada día. Si está batallando, pregúntele a su médico qué programas hay disponibles para ayudarle. Recuerde, ¡no tiene que hacerlo solo!

¿Tiene alguna pregunta sobre niños con necesidades especiales?

Comuníquese con el equipo de BuenosConsejosParaPadres.com.

BuenosConsejosParaPadres.com

Este artículo fue escrito por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com.

Obtenga ayuda de los programas locales

Estos programas ofrecen servicios para que los padres y niños fortalezcan a la familia. (Los resultados se muestran en inglés.)